Anu Jato y Julieta Martín Fuentes #cuento

Un cuento de travesía a la Feria del Libro de Madrid

Sueño desde la isla canaria de La Palma, en la que resido y este es el segundo año consecutivo que viajo a la Feria del Libro de Madrid con una novedad editorial. Pero lo más importante para mí, aunque es maravilloso publicar y cruzar mares y océanos para llevar lo sueños a otras personas, es la experiencia del reencuentro con seres queridos, la especial complicidad con los que se quedan pero viajan conmigo aunque vaya lejos, la sorpresa de no saber qué voy a hacer esos días en los que Anu Jato será mi compañera de camarote, de cabina, de historia. Escribí mi novela Lolita Pasión, sola y, aunque nunca me sentí así es verdad que las decisiones eran solo mías. Los personajes, los giros, los lugares o el camino dependía de mí misma y de mi capacidad, de mi resistencia, de mi ilusión…Ahora con Travesías. Cuentos para soñadores es diferente.

Cartel Travesias Feria del libro de Madrid 2016

Somos dos, porque aunque cada una creó su parte, ella las ilustraciones, yo los textos, terminamos por fundirnos y admirarnos. o por lo menos yo a ella; y esta incertidumbre del otro convierte cada paso en inesperado, porque hay que organizarse, dejar espacio para la sorpresa del otro. Las personas diferentes nos enriquecemos, no es fácil, y esa es la gran aventura. El corazón tiene mucho espacio, y ayuda al cerebro a mover nuestros límites para la convivencia, para el cambio de planes quizás, para mejor, porque será en compañía. Y así el arte enseña en la vida, por lo menos a mí, con cada cuento que me inspiran las personas que me encuentro y las que me acompañan. Porque resulta que no estamos solos, que soñamos todos. A gritos, en imágenes, en palabras o con solo una sonrisa, un silencio o un desahogo gruñón, producto de un mal día. De ahí las travesías, las travesuras, los viajes de los soñadores.

Travesías #cuento

Travesías traviesas. De otra forma, ¿para qué contar un cuento? La aventura de crear con Anu Jato gracias a Jorge Liria y a Mercurio Editorial comenzó con una simple pregunta: ¿Tú sueñas? Porque, si sueñas y sigues aquí, ¿cómo has sobrevivido a las travesías de la vida, a ser adulto en un mundo en el que soñar no es práctico ni, mucho menos, pragmático? Nosotras, con toda la libertad que nos ha dado la editorial y el corazón enorme de Jorge Liria que late en ella, construimos pieza a pieza este pequeño manual de cuentos para soñadores. Ella con sus ilustraciones, yo con mis palabras; porque tener un soñador a mano, en nuestra vida, nos ha ayudado mucho, en muchas ocasiones y queremos darles las gracias. Mientras haya uno vivo seguirá habiendo poesía, pasión vital, en las reuniones, en los viajes, en el supermercado, en los pasos de peatones…en la cocina y hasta en los funerales.

Travesías. Cuentos para soñadores (Mercurio Editorial) estará en la Feria del Libro de Madrid, y nosotras con él, este próximo sábado 11 de junio, de 11.00 a 12.30 hora peninsular, en la caseta Maidhisa, número 24, del Parque de El Retiro. Llegaremos desde las Islas Canarias con toda nuestra alegría, con unos barquitos refrescantes de esos que te remueven para hacerte volar, con ballenas que nos guardaron dentro para protegernos tras una batalla épica, quién sabe si con algún que otro bolígrafo pero seguro que con un anillo viajero. Porque los pequeños grandes mundos soñados no se pueden crear de cualquier manera, pero disfrutar de ellos sí. ¡Están todos invitados a ir de travesía! ¡Les esperamos!

Anu Jato #cuento

Si te gusta soñar, ya sabes, sueña. ¡Hazte una travesía, vive un cuento!

En esta ocasión, yo me embarqué en una aventura compartida para dar rienda suelta a mi faceta más traviesa y aventurera con una artista a quien admiro y respeto porque solo con su imaginación crea mundos con imágenes intensas y extraordinarias que parecen imposibles.

portada-travesias-ok2

Por eso, mientras escribo mi próxima novela histórica, me animé a viajar al mundo de la fantasía con este libro de cuentos juveniles y para adultos. A través de mis textos, y gracias a las ilustraciones de Anu Jato, nos gustaría invitar a recorrer otros mundos posibles con Travesías. Cuentos para soñadores. Porque es necesario imaginar para digerir la vida, porque no tenemos que dejar de hacerlo para tener los pies en el suelo. Por eso animamos a todos a hacerlo, para no perder nunca al niño que llevamos dentro, porque nos hace mucha falta.

Anu Jato y Julieta Martín Fuentes #cuento

Con la ilustradora Anu Jato y el universo fantástico posible que creamos juntas estaremos este próximo sábado, 11 de junio, de 11.00 a 12.30 horas, en la Feria del Libro de Madrid. Hasta allí, gracias a un cuento y a una travesía, ambas llevaremos los Pequeños Mundos Posibles de los soñadores; creando una isla en medio del Parque del Retiro. Porque un cuento, un sueño, una travesía, no es cualquier cosa.

Anu Jato #cuento

Y es que los que soñamos también necesitamos saber que no estamos solos para tener esperanza porque gracias ella somos útiles en este mundo práctico del que formamos parte, sobre todo, gracias a nuestras travesías.

Momentos de la exposición de las ilustraciones de 'Travesías. Cuentos para soñadores' en Los Llanos de Aridane. La Palma. Canarias

Momentos de la exposición de las ilustraciones de ‘Travesías. Cuentos para soñadores’ en Los Llanos de Aridane. La Palma. Canarias

Una vez más, siempre, dar las gracias a todos los que sueñan, a viva voz o en silencio. Nos han salvado la vida tantas veces…y el alma también.

¡Nos vemos de travesía!

FOTOTRAVESIAS2015_01

Ilustrar y escribir. ¿Cómo dibujar palabras?

Ilustrar y escribir no es lo mismo, pero sí es muy parecido si se elimina la forma y se ilumina el fondo; porque ambas artes cuentan, elevan, activan y comunican historias de este y otros mundos para pequeños, jóvenes y adultos. Porque no hay edad ni para leer, ni para soñar. El sol y la luna tienen mucho en común, aunque no lo parezca a simple vista. Ambos alumbran, ambos mantienen la distancia y ambos, también, ofrecen solo una cara visible, y tal vez por eso mantienen el misterio y son capaces de generarlo. En mi caso, puedo decir que soy escritora desde que nací, y muchas veces no sé explicarlo, es una forma de ver el mundo, de “pensar en narrativa”, como dice siempre una amiga que admiro y que también escribe. Tengo experiencia en el mundo de las imágenes, de la comunicación y la narración en imágenes; guiones, dibujos, fotografía… pero siempre con ese dolor de dar a luz, no de crear naturalmente; aunque la vida es larga, espero, y cada vez me resulta más obvio contar lo que siento y comprendo con estos vehículos narrativos. Porque, aparte de arte, esto es lo que son, vehículos, y la escritura también, por supuesto; ya sea en su versión literaria, poética, periodística o de comunicación digital. Y ahí está la magia, cuando de pronto, un día, hablando con otra persona, que tiene mirada y corazón también, que se expresa y se siente y se piensa a su modo, comunicándonos, comprendemos que no somos tan distintos, si nos apreciamos y conocemos en nuestras diferencias. Porque un ilustrador ve lo mismo que tú, pero con sus ojos. Un ilustrador lee lo que tú escribes, pero con su corazón. Un ilustrador viaja contigo al mundo creativo, pero lleva el suyo consigo. En mi caso con la ilustradora Anu Jato fue así; nos conocimos, mantuvimos las distancias un buen trecho porque ella, como yo, no es un libro abierto por mucho que los adore, y un día cualquiera, después de muchísimo tiempo, al terminar de hablar ya jamás la miré igual. ¡Era un corazón volador! O un corazón soñador, para que nos entendamos todos…Así que cuando tras publicar mi novela histórica Lolita Pasión en Mercurio Editorial me propusieron elaborar una recopilación de mis cuentos no dudé en llamarla. Ella resposdió que sí, y así comienza la creación conjunta de nuestro libro Travesias. Cuentos para soñadores porque ¿con qué parte del cerebro se dibuja un sueño?

portada-travesias- #ilustrar

Travesías. Cuentos para soñadores reúne una serie de cuentos para viajar gracias a las experiencias de los soñadores, que permanecen en la la realidad para tratar de comprenderla y transformarla en ese lugar donde todo es posible. Por eso, al leerlos comprenderemos que no es un trayecto que se realice de una sola vez, sino mediante los suspiros que permiten vivir intensamente la vida a pesar de nuestra fragilidad como seres humanos, y tal vez precisamente por ella. ¿Quién no tiene un sótano con imposibles soñados érase una vez, hace muchos, muchísimos años? Y, pasado un buen tiempo, ¿quién baja solo a recuperarlos? Y esa era yo, hasta que llegó Anu Jato Ilustradora. Y me dispuse a hacer una visita al sótano con ella, que es luz y tiene esa sonrisa con la que se dibujan los sueños. Durante los meses que estuvimos el el sótano de travesía, Anu siempre repetía, como un eco guiando nuestros pasos: “No te preocupes, yo trabajo muy bien bajo presión” Porque ilustraba mis silencios. ¡Y menudos dibujos ha hecho! ¡Ha sido capaz de ilustrar un universo de luz para que todos viajemos mucho más allá de las palabras!
FOTOANUJATO
¿Cuándo supe que iba a poder contar cuentos con Anu Jato Ilustradora? Verás, existe un momento en el que sabes que una persona mira el mundo igual que tú y no es porque diga o haga algo. es por lo que esa persona es. Cuando Anu y yo hablamos por primera vez de unir sus ilustraciones con mis cuentos yo ya la conocía de años, pero nunca habíamos colaborado. Habíamos coincido durante muchas ediciones en el Festivalito La Palma así que, en cierta forma, ya compartíamos un vínculo: el del arte y la libertad en la creación con un espíritu de campamento. Sus dibujos ya habían calado en mí, por su originalidad y su atrevimiento, pero también por la belleza de su ensueño. Y, como yo soñaba también, la observaba en la distancia, hasta que me atreví a mostrarle uno de mis cuentos. Hablamos poco, pero comprendió enseguida cómo ilustrar lo que yo escribía. Qué difícil encontrar a alguien que no pregunte y se lance, que sepa mirar y ver, que no juzgue ni analice sino que construya puentes en vez de retirarlos. ¡Menos mal que existes, Anu! ¡Espero que este libro sea el primero de muchos que ilustres y esta la exposición que preceda a todas las que vendrán después!
Y es que colaborar con personas que ven el mundo con otros ojos es doloroso a veces, yo siempre digo que incluso siento cómo me duele la corteza cerebral, y que creo que es porque se está ensanchando, se está recolocando, porque estoy aprendiendo a ampliar no solo mis miras, sino el horizonte del mundo al que tengo acceso por mis cinco sentidos y ese sexto que los une a todos y que nos da el carácter creativo. Así que duele sí, pero es un dolor maravilloso; aunque eso se comprende después, en el momento tienes que luchar contra todos tus impulsos de salir corriendo y dejar a esa persona, o ese grupo de personas que piensan diferente, muy atrás, y no verlos nunca más. Sin embargo, si no fuera por ese rozamiento, por esa erosión, como la que ocurre en la naturaleza, por ejemplo, entre el viento y las montañas, no hubiéramos evolucionado, seguiríamos en la Edad de Piedra y no habría paisajes bellos. Igual ocurre en el arte, porque el proceso creativo es eso, evolución pura, movimiento puro.
Recuerdo cuando le conté a Anu Jato que mis cuentos eran peculiares y que, aunque había de muchos estilos pues los escribo desde mi infancia, no encontraba un tema para unirlos, o un lema. Ella escuchaba paciente mientras yo me angustiaba haciéndole un recorrido por mi vida y mis historias, mis momentos grabados en sangre en mi piel, con mis tatuajes. Porque en cada època de mi vida, cuando conseguía algo que para mí misma había sido imposible, un reto que yo creía que jamás podría superar, me había hecho un tatuaje. Le expliqué que en cada etapa me había sentido con una fuerza especial, o con una ilusión especial, y que por eso había escogido a un animal concreto para recordarme en los momentos de debilidad, que son muchos, que ya había cruzado esos abismos antes con ayuda, porque la estadística tambièn anima a los soñadores. Entonces, ella preguntó: ¿Y qué tatuajes tienes? Luego, con mucho cariño y mucha sabiduría, que animó a que utilizara esos animales como hilo conductor de las historias del libro que estábamos creando juntas. “Puedes poner al inicio que cada cuento una ilustración pequeñita que indique en qué parte del viaje de la vida estabas al escribirlo”, concluyó. Fue uno de esos momentos en los que el cerebro me dolía, pero al instante se abrió ante mí ese mundo que ella ilustraría, porque ya lo había dibujado en mi cerebro, mi corazón me lo decía con los latidos nerviosos que me golpeaban al escucharla: el mundo de las travesías de los soñadores no siempre fácil. El viaje que todos realizados, con un faro, un puerto seguro, que eran sus ilustraciones, para recordar que son sueños y que tienen alas, que nos llevan de este a otros mundos, “y de regreso”, como ella agregó. El cuervo, la mariposa y el dragón, en el fondo, me los regaló Anu Jato, les dio una nueva dimensión para hacerlos más reales que nunca, y más legendarios que nunca. Así es que las travesías, siempre, mejor acompañados, y si es de la mano de un soñador, mejor, ellos saben volver a casa. Por algo seguimos en este mundo.
DRAGONTRAVESIAS

Abrí mi equipaje de mano y saltó sobre mi regazo sin anunciarse, desorientada pero con una ternura candente. La recibí amorosa así que la cría de dragón me identificó inmediatamente como su centro, su referencia y su refugio” …Anu Jato me regaló esta ilustración, es una de las que hemos incluido en nuestro libro Travesias. Cuentos para soñadores (Mercurio Editorial. 2015)

IMG-20150616-WA0003

Los escritores hablan…Lolita Pasión en la Feria del Libro de Madrid 2015

La primera vez que me hablaron de organizar la presentación de mi novela histórica Lolita Pasión lloré desconsoladamente, al estilo de aquella protagonista de series de dibujos animados, Candy Candy, cuyas lágrimas brotaban de sus ojos como un manantial imparable. Desde la inocencia del escritor novel, uno imagina que los libros se colocan solos en las estanterías de las librerías y que por arte de birlibirloque llegan a los lectores. Pero no, y así me lo explicaron las numerosas personas que, conocedoras de esta industria continúan amando la lectura y ese aroma único e irresistible que eleva al máximo todos los sentidos cuando tienes un ejemplar entre tus manos. Y tuve suerte, porque de tratar con personas que no entendieran lo que esto significa, no hubiera podido soportar la carrera de obstáculos a la que tiene que enfrentarse un autor joven, inexperto, enamorado de las emociones que provoca la lectura…pues de no ser así no hubiera sobrevivio a esta especie de olimpiada of the record que unos y otros, por nuestro propio bien, ponen en marcha desde que el ejemplar que uno ama es colocado en la línea de salida y debe correr junto a otros más vistosos, ubicados entre los más vendidos y, lo que es peor, hijos o hijas de escritores a los que admiras, respetas y hasta te proclamas devoto seguidor. ¿Cómo hacer entontes? Yo hablaré desde mi experiencia, y no sé si el camino que he elegido es el más adecuado, pero sí creo que es el más honesto conmigo, con Mercurio Editorial y con todos aquellos que una vez leyeron Lolita Pasión no dejaron que me rindiera. Y eso es una carrera, ¿verdad? Entrenamiento y poder mental. Y yo de eso, tal vez pecando de falsa modestia, tengo bastante pero porque he tenido mucha ayuda. ¡Así que muchas gracias a todos por no dejar que parara de ejercitar mis músculos literarios!

Portada_LolitaPasion

Así es que ahí van mis recomendaciones para la primera fase del lanzamiento de una novela al mundo real, como le encanta decir a mi padre, “porque la vida es dura, pero aquí estamos para ayudarnos, mi hija”. Y la ayuda está, solo hay que saber reconocerla y valorarla desde la humildad porque nadie nace sabiendo:

  • EDITORIAL. Tener un editor que crea en ti y te apoye no es fácil así que, si encuentras uno, pregúntale, arrincónale para que te cuente los pasos que tienes que dar, para que te enseñe. Los escritores conocemos muy poco de la industria editorial y no es bueno dar cosas por sabidas. Es una aventura nueva y, como tal, debes confiar y ponerte en manos del que sabe. El mejor consejo que me dieron en Mercurio Editorial fue que ellos se encargaban del mercado, de la distribución, de la promoción en librerías y otros puntos de venta, “pero hay cosas que debes hacer tú, Julieta. Yo no puedo”, agregó, “hablar por tí, ni comunicarme con tus lectores. Eres tú quién escribe, quien tiene un estilo propio y un corazón que late así que debes utilizarlo, mostrarlo y actuar en consecuencia”
  • COMUNICACIÓN. La ocomunicación de un evento en el que uno es el protagonita, sobre todo para nosotros los escritores que preferimos estar observando, en un segundo plano donde hay mejores vistas, aunque a otros les guste más protagonismo, eso va en el carácter, pues comunicar estos eventos es difícil porque lo natural es ver las posibilidades y oportunidades de los otros pero las nuestras suelen estar bajo un velo que nos desorienta y nos paraliza. Llamémoslo timidez, llamémoslo adrenalina, llamémoslo sorpresa por que el sueño se convierta por fin en realidad pero lo importante es respirar hondo y acudir a un experto. El dinero es un problema, pero la maravilla de los sueños que se convierten en realidad es que siempre hay personas buenas, las que nos acompañaron y empujaron, que mantienen la calma y nos aconsejan para nuestro bien. Y sobre todo el editor, que ve antes que nadie cuando una oportunidad es una oportunidad y cuando alguien quiere una excusa para, simplemente, participar en lo que se mueve en torno a la novela editada.
  • PROMOCIÓN. Las redes sociales, las notas de prensa, las presentaciones en ferias, los encuentros con clubes de lectores…el merchandising, sí, el merchandising es muy importante. Yo no lo sabía pero los libros se venden por la portada y ahora, incluso a parte de en las librerías, a través de enlaces en internet que te los llevan a casa como cuando compras por catálogo. Y no lo sabía porque soy ese tipo de lectora que coge el ejemplar, lo manosea, lee la primera frase, busca la biografía del autor, va a la contraportada y devora la sinópsis…Pero hay muchos tipos de lectores y está claro que en la época actual un libro entra por los ojos, y no solo eso, “sino que tiene que hacerse viral, tienen que hablar de él en las redes sociales, tienen que hacerte buenas críticas, tienes que tener influencers Al oír esto mi corazón se hacía añitos pero luego, a solas, me hice varias preguntas, sobre todo porque caminando por Madrid escuché a una chica decirle a su pareja que quería un libro que señalaba en el escaparate, entusiasmada: “Me encanta, lo quiero tener sea como sea”. No dijo el título, solo señalaba, en tono apasionado, con el dedo pegado al cristal, que lo quería leer como fuera. Y me puse a pensar que la vida de los libros, bueno, que si los libros tienen vida es aquella vida, aquella pasión de la que yo había sido testigo. Y volví a enamorarme de la literatura y quise alcanzar esa magia, la de contagiarles el entusiasmo que uno siente al escribir y solo encontré un camino…Justo el que me habían aconsejado, intentar que hablaran de él, enseñarlo en la prensa siempre que pudiera, contagiar la pasión que sentí mientras lo escribía, incluso, ofreciendo entrevistas de radio, en las que hablé por primera vez a través de las ondas. De hecho, me emocioné tanto que encargué unos abanicos con el poco dinero que me quedaba con la silueta de la portada de Lolita Pasión y no hacía sino decir por Madrid que ellos llenaban el aire de pasión, que movían el aire para atraer la pasión a quién los poseyera. Reconozco que fue muy divertido y que esa especie de juego me dio mucha vida. En principio no los idee para que estuvieran a la venta, yo solo quería darle toda la vida posible a la novela, que no pasara desapercibido para nadie que viera o sostuviera el abanico. Porque la pregunta siempre que me encontraba a un desconocido y me refrescaba con él era: “Perdona, ¿quién es Lolita Pasión?”

Julieta Martín y Ana María Matute

FERIADELLIBROMADRID_03

  • PRESENTACIÓN. De momento, solo he asistido a la presentación de la novela Lolita Pasión en la Feria del Libro de Madrid 2015, y este miércoles, día 1 de julio, me hace mucha ilusión presentarla en mi tierra, la que ha visto nacer a toda mi familia, en la Real sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma, como parte del programa de la Bajada de la Virgen, y nada más y nada menos que de la mano de la escritora y editoria, Elsa López. Y lo que puedo decir es lo que me aconsejaron una vez cuando fui a hacer mi primera entrevista periodística y me temblaban las piernas. De hecho, creo que fue una novatada porque entrevisté nada más y nada menos que a la ya lamentablemente ya fallecida, Ana María Matute. Recuerdo que había leído muchos libros suyos pero, una vez allí, frente a aquella mujer de mirada risueña y ojos profundos, me quedé en blanco, totalmente en blanco. Entonces, el fotógrafo que me acompañaba para ilustrar el encuentro en el periódico al día siguiente, me dijo, muy bajito, casi susurrando: “Sé tú misma, que tú también eres escritora, ¿o lo dices solo para presumir?” Nunca olvidaré aquellas palabras porque creo que ella también adivinó lo que estaba pasando y pidió un martini seco, con una aceituna, para las dos. No es que haya que beber para afrontar las situaciones difíciles, pero si es verdad que con aquel detalle que tuvo conmigo me enseñó mucho sobre cómo tratar a los seres humanos, sean periodistas, sean abogados o sean compañeros de mesa en el almuerzo. Me enseñó que la naturalidad es el mejor rompe muros cuando tras años de escondernos del mundo, de no mostrar nuestro verdadero yo, ya no sabemos atravesarlos si las personas merecen la pena. Lo positivo es que siempre hay alguna persona que merece la pena y que, con una naturalidad aplastante, nos coge de la mano para sentarnos, martini en ristre, y comenzar ella la entrevista. Creo que esa es la mejor manera de enfrentarse con desconocidos que no lo son tanto, porque son personas que han dedicado su tiempo y su esfuerzo para estar contigo, en persona, a travéz de la lectura de tu novela, a través de comentarios en tu web o en las redes sociales. Y el tiempo es muy valioso en una existencia de la que todos sabemos que no saldremos vivos. Desde ese punto de vista hay que darles todo, todo lo mejor que tengamos.

chicas con abanico de Lolita Pasión

APOYO INCONDICIONAL DE LOS QUE TE QUIEREN. ¿Qué sería de los escritores, seres extraños, taciturnos, sensibles, extravagantes, intensos y temperamentales sin aquellos que, a pesar de todas estas cualidades o defectos, según se mire, aún conociéndonos, nos quieren y nos apoyan? Cuando estuve en la Feria del Libro de Madrid todo me superaba, sufrí ese famoso bloqueo que me deja muy por debajo de los cero grados y fue gracias a mi familia y a amigas que viajaron hasta Madrid conmigo; como Ruth Sánchez Risco, Nieves Nazaret Pérez y Nayra Ortega, que además es la actriz del book-trailer, como de pronto el bloqueo desapareció y regresé a mi cuerpo y sonreí porque el camino de Lolita Pasión había comenzado. Pero la Odisea comenzó mucho mucho antes, gracias a la escritoria Belén García Calvo, a la que adoro; a Mercurio Editorial, que siempre sabe darme la atención y las palabras de apoyo que necesito para seguir luchando; a Manu Herrera, que diseñó la ilustración como si realmente hubiera conocido a Lolita Pasión; a Anu Jato ilustradora que no dudó ni un momento en llenar de pasión un rodaje en el que se volcarón los directores Juan Pa, Álvaro Carrero y Zacarías de la Rosa, y a tantos compañeros y amigos de viaje que sabían que Lolita existía y que, entre todos, la encontraríamos.

Así que las historias se escriben solas, para algunos, ¿quién sabe? Pero las historias no son nada si nadie cree en ellas, si no son leídas. De modo que desde aquí animo a todos los escritores a salir al sol, a mostrarse tal y como son porque, si no es la primera, será la segunda, y si no es la segunda habrán crecido tanto como personas escribiendo que tendrán amigos de verdad, de esos que no les dejarán, jamás, darse por vencidos.

CARTELERALIBRO_LOLITAPASION

Así nace Lolita Pasión: creación de la novela y el book trailer

Siempre creí que una novela se creaba en la imaginación, pero existe una fuerza mayor: la pasión. Y así lo viví durante los casi ocho años en los que escribí la novela Lolita Pasión, en varias fases: documentación histórica, borrador, documentación en Cuba, repaso del borrador, corrección formal  y corrección editorial. Fue un proceso largo, en el que jamás estuve sola. La vida tiene sus propias herramientas para el aprendizaje, o los seres humanos aprendemos de una forma determinada, a veces dolorosa, a veces exitante, a veces incosciente. Así es que en cada una de estas fases encontré a personas únicas y extraordinarias, cada una en su especialidad, que me fueron indicando el camino. Se trata de mi primera novela, así que la comencé desde la total inconsciencia y la ingenuidad. Como me había licenciado en Historia, tratría de que fuera histórica, y como leía novelas de aventuras, estas serías el motor para su trama. Evidentemente, los años transcurridos desde el 2006 hasta la actualidad, en 2015, son un buen ejemplo de la marejada a la que sometí mi vida, mi intelecto, mi corazón y, por extensión, a todos los que estaban a mi alrededor. Claro que, ahora, cuando veo el book trailer terminado, al darle al play, siento paz, no exactamente felicidad, pero sí un gran placer.

LOLITAPASION_FOTOGRAMABOOKTRAILER01

Llegar hasta aquí solo podía lograrse si el planeta Tierra estaba poblado de seres apasionados, compasivos, comprensivos…generosos. No es que supiera en 2006 que los necesitaba pero si fue algo que comprobé a lo largo del camino. Así que los hay, uno entre cada diez, tal vez, pero cada uno vale por un millón de los otros. ¿Cómo se explica si no que yo no me haya dado por vencida tras descubrir todos los errores que cometía, todas mis faltas y todos mis malos pasos? No es bondad, ni tampoco conveniencia y puede que sean ambas cosas. En mi opinión, todas las personas que me ayudaron, que me levantaron, que me comprendieron, que me aconsejaron y enseñaron lo que no sabía prestándome, regalándome, su tiempo, su sabiduría y su energía vital, respondieron a la llamada de la mayor fuerza inspiradora que existe y que a mí me gusta resumir en esta conocida frase: “El que salva a una persona  salva a toda la humanidad y por extensión a sí mismo” Y para salvar hay que ser valiente, hay que se apasionado, hay que estar vivo. ¡Muchísimas gracias a todos!

Así es que más de ocho años después, una vez esta novela titulada Lolita Pasión está terminada, un año después de que yo ya me hubiera dado por vencida y estuviera a punto de guardarla en un cajón, suena el teléfono. Era un día cualquiera, de primavera, eso sí, y tras recibir la llamada de Jorge Liria, editor de Mercurdo Editorial, en la que que me avisaba de su intención de publicarla en apenas unos meses yo enmudecí. Creo que a algunas personas la emoción intensa nos paraliza, y yo soy una de ellas. Luego, cuando regreso, por expresarlo de alguna manera, el mundo ha girado y yo no he sido capaz de reaccionar. Sin embargo, esta vez no me paralicé. Había sido demasiado consciente durante tantos años del camino, de los errores, del esfuerzo personal y de los que me rodeaban así que evadirme no era una opción.

Uno cree románticamente que el proceso creativo está plagado de momentos mágicos, de guiños del destino, de señales del universo que indican el camino…y en cierta forma es así. Pero lo que nadie quiere reconocer es la incertidumbre, el profundo sentimiento de gracaso, la inseguridad y el silencio que rodea los momentos restantes, que son muchos. Así es que, llegada aquella llamada, y tras el desconcierto inicial, mantuve un profundo silencio, diferente esta vez porque me sentí como creo deben sentirse las personas cuando su cerebro está en alerta. Era mucho más consciente de todo mi cuerpo, de mis sentidos, de mi respiración y de mis latidos: estaba preparada. Me acerqué a Zacarías de la Rosa, que ese día estaba conmigo en La Palma, y le confesé sin alteraciones de la voz que me iban a publicar la novela. Tras celebrarlo con él, me fui a llamar a una amiga por teléfono, a una amiga de verdad, de esas que gritan, sonríen, chillan y te abrazan cuando te sucede a ti algo bueno. A mi vuelta, el increíble Zacarías ya había puesto en marcha todo el engranaje de la producción del book trailer, primero en su cabeza y, en los días siguientes, en la de los que participaron en él.

PORTADACONRESOLUCION_LOLITA

FOTOSRODAJEBOOKTRAILER-01

Y es que desde la creación de la ilustración de la portada por parte del artista digital Manu Herrera, hasta la preparación del rodaje con la colaboración de la ilustradora Anu Jato, pasando por el rodaje del mismo con la actriz Nayra Ortega y los directores Álvaro Carrero Puig , Zacarías de la Rosa y Juan F. Padrón, este último responsable de su edición, en la playa de Arinaga, más conocida como playa de El Cabrón, en el municipio grancanario de Agüijmes, todo el proceso, el proceso creativo completo, desborda la pasión que se transmite con el book trailer, la que tiene la novela. ¿Cómo sucedió? No tengo ni idea, lo cierto es que Lolita Pasión, desde sus orígenes, ha tenido vida propia, ha necesitado esfuerzo para llevarla hacia delante, pero es una de esas historias que enganchan sin que uno sepa por qué, como si la conociéramos de antes, como si ya flotara en el viento, en ese Mundo de los Posibles en el que me gusta soñar que habitan todas, esperando a que alguien las escuche, que alguien las rescate y las traiga a la vida. La primera vez que oí su sombre, cuando un familiar vivió la misma experiencia con la que comienza la novela, al despertarse de una enfermedad que lo había llevado a la inconsciencia preguntando por Lolita Pasión y por la guerra de Cuba, desde ese día, yo sentí que la conocía, que Lolita existía. Y así es la inspiración, supongo, por lo menos para mí fue así.

Por eso, ocho años después de este acontecimiento en el que Lolita Pasión llegó a mi vida, al conversar con el ilustrador Manu Herrera, y después con los directores Juan P. Padrón y Zacarías de la Rosa, sobre cómo era la historia, cuando trataba de trasladarles mi universo creativo para que ellos cogieran las riendas y pusieran en marcha los suyos, cuando escuché un “déjame algunos conceptos y a ver si me inspiro” entendí que había llegado a casa. Tras ese largo caminar, acompañada, aprendiendo, creciendo como escritora desde la experiencia de lectora, la inspiración y su misterio regresaron de la mano de todos los que han participado en su edición, en el rodaje del book trailer, en su celebración. Porque para mí, es una de esas historias, una de esas historias que no hace falta contar, que nacieron para ser disfrutadas por cada uno de nosotros, con nuestra propia esencia, porque la pasión es universal, la pasión nos salva, nos mantiene vivos. Y quien salva a un individuo salva a toda la Humanidad así que muchas gracias a todos. ¡Muchísimas gracias por esa pasión!