IMG-20150616-WA0003

Los escritores hablan…Lolita Pasión en la Feria del Libro de Madrid 2015

La primera vez que me hablaron de organizar la presentación de mi novela histórica Lolita Pasión lloré desconsoladamente, al estilo de aquella protagonista de series de dibujos animados, Candy Candy, cuyas lágrimas brotaban de sus ojos como un manantial imparable. Desde la inocencia del escritor novel, uno imagina que los libros se colocan solos en las estanterías de las librerías y que por arte de birlibirloque llegan a los lectores. Pero no, y así me lo explicaron las numerosas personas que, conocedoras de esta industria continúan amando la lectura y ese aroma único e irresistible que eleva al máximo todos los sentidos cuando tienes un ejemplar entre tus manos. Y tuve suerte, porque de tratar con personas que no entendieran lo que esto significa, no hubiera podido soportar la carrera de obstáculos a la que tiene que enfrentarse un autor joven, inexperto, enamorado de las emociones que provoca la lectura…pues de no ser así no hubiera sobrevivio a esta especie de olimpiada of the record que unos y otros, por nuestro propio bien, ponen en marcha desde que el ejemplar que uno ama es colocado en la línea de salida y debe correr junto a otros más vistosos, ubicados entre los más vendidos y, lo que es peor, hijos o hijas de escritores a los que admiras, respetas y hasta te proclamas devoto seguidor. ¿Cómo hacer entontes? Yo hablaré desde mi experiencia, y no sé si el camino que he elegido es el más adecuado, pero sí creo que es el más honesto conmigo, con Mercurio Editorial y con todos aquellos que una vez leyeron Lolita Pasión no dejaron que me rindiera. Y eso es una carrera, ¿verdad? Entrenamiento y poder mental. Y yo de eso, tal vez pecando de falsa modestia, tengo bastante pero porque he tenido mucha ayuda. ¡Así que muchas gracias a todos por no dejar que parara de ejercitar mis músculos literarios!

Portada_LolitaPasion

Así es que ahí van mis recomendaciones para la primera fase del lanzamiento de una novela al mundo real, como le encanta decir a mi padre, “porque la vida es dura, pero aquí estamos para ayudarnos, mi hija”. Y la ayuda está, solo hay que saber reconocerla y valorarla desde la humildad porque nadie nace sabiendo:

  • EDITORIAL. Tener un editor que crea en ti y te apoye no es fácil así que, si encuentras uno, pregúntale, arrincónale para que te cuente los pasos que tienes que dar, para que te enseñe. Los escritores conocemos muy poco de la industria editorial y no es bueno dar cosas por sabidas. Es una aventura nueva y, como tal, debes confiar y ponerte en manos del que sabe. El mejor consejo que me dieron en Mercurio Editorial fue que ellos se encargaban del mercado, de la distribución, de la promoción en librerías y otros puntos de venta, “pero hay cosas que debes hacer tú, Julieta. Yo no puedo”, agregó, “hablar por tí, ni comunicarme con tus lectores. Eres tú quién escribe, quien tiene un estilo propio y un corazón que late así que debes utilizarlo, mostrarlo y actuar en consecuencia”
  • COMUNICACIÓN. La ocomunicación de un evento en el que uno es el protagonita, sobre todo para nosotros los escritores que preferimos estar observando, en un segundo plano donde hay mejores vistas, aunque a otros les guste más protagonismo, eso va en el carácter, pues comunicar estos eventos es difícil porque lo natural es ver las posibilidades y oportunidades de los otros pero las nuestras suelen estar bajo un velo que nos desorienta y nos paraliza. Llamémoslo timidez, llamémoslo adrenalina, llamémoslo sorpresa por que el sueño se convierta por fin en realidad pero lo importante es respirar hondo y acudir a un experto. El dinero es un problema, pero la maravilla de los sueños que se convierten en realidad es que siempre hay personas buenas, las que nos acompañaron y empujaron, que mantienen la calma y nos aconsejan para nuestro bien. Y sobre todo el editor, que ve antes que nadie cuando una oportunidad es una oportunidad y cuando alguien quiere una excusa para, simplemente, participar en lo que se mueve en torno a la novela editada.
  • PROMOCIÓN. Las redes sociales, las notas de prensa, las presentaciones en ferias, los encuentros con clubes de lectores…el merchandising, sí, el merchandising es muy importante. Yo no lo sabía pero los libros se venden por la portada y ahora, incluso a parte de en las librerías, a través de enlaces en internet que te los llevan a casa como cuando compras por catálogo. Y no lo sabía porque soy ese tipo de lectora que coge el ejemplar, lo manosea, lee la primera frase, busca la biografía del autor, va a la contraportada y devora la sinópsis…Pero hay muchos tipos de lectores y está claro que en la época actual un libro entra por los ojos, y no solo eso, “sino que tiene que hacerse viral, tienen que hablar de él en las redes sociales, tienen que hacerte buenas críticas, tienes que tener influencers Al oír esto mi corazón se hacía añitos pero luego, a solas, me hice varias preguntas, sobre todo porque caminando por Madrid escuché a una chica decirle a su pareja que quería un libro que señalaba en el escaparate, entusiasmada: “Me encanta, lo quiero tener sea como sea”. No dijo el título, solo señalaba, en tono apasionado, con el dedo pegado al cristal, que lo quería leer como fuera. Y me puse a pensar que la vida de los libros, bueno, que si los libros tienen vida es aquella vida, aquella pasión de la que yo había sido testigo. Y volví a enamorarme de la literatura y quise alcanzar esa magia, la de contagiarles el entusiasmo que uno siente al escribir y solo encontré un camino…Justo el que me habían aconsejado, intentar que hablaran de él, enseñarlo en la prensa siempre que pudiera, contagiar la pasión que sentí mientras lo escribía, incluso, ofreciendo entrevistas de radio, en las que hablé por primera vez a través de las ondas. De hecho, me emocioné tanto que encargué unos abanicos con el poco dinero que me quedaba con la silueta de la portada de Lolita Pasión y no hacía sino decir por Madrid que ellos llenaban el aire de pasión, que movían el aire para atraer la pasión a quién los poseyera. Reconozco que fue muy divertido y que esa especie de juego me dio mucha vida. En principio no los idee para que estuvieran a la venta, yo solo quería darle toda la vida posible a la novela, que no pasara desapercibido para nadie que viera o sostuviera el abanico. Porque la pregunta siempre que me encontraba a un desconocido y me refrescaba con él era: “Perdona, ¿quién es Lolita Pasión?”

Julieta Martín y Ana María Matute

FERIADELLIBROMADRID_03

  • PRESENTACIÓN. De momento, solo he asistido a la presentación de la novela Lolita Pasión en la Feria del Libro de Madrid 2015, y este miércoles, día 1 de julio, me hace mucha ilusión presentarla en mi tierra, la que ha visto nacer a toda mi familia, en la Real sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma, como parte del programa de la Bajada de la Virgen, y nada más y nada menos que de la mano de la escritora y editoria, Elsa López. Y lo que puedo decir es lo que me aconsejaron una vez cuando fui a hacer mi primera entrevista periodística y me temblaban las piernas. De hecho, creo que fue una novatada porque entrevisté nada más y nada menos que a la ya lamentablemente ya fallecida, Ana María Matute. Recuerdo que había leído muchos libros suyos pero, una vez allí, frente a aquella mujer de mirada risueña y ojos profundos, me quedé en blanco, totalmente en blanco. Entonces, el fotógrafo que me acompañaba para ilustrar el encuentro en el periódico al día siguiente, me dijo, muy bajito, casi susurrando: “Sé tú misma, que tú también eres escritora, ¿o lo dices solo para presumir?” Nunca olvidaré aquellas palabras porque creo que ella también adivinó lo que estaba pasando y pidió un martini seco, con una aceituna, para las dos. No es que haya que beber para afrontar las situaciones difíciles, pero si es verdad que con aquel detalle que tuvo conmigo me enseñó mucho sobre cómo tratar a los seres humanos, sean periodistas, sean abogados o sean compañeros de mesa en el almuerzo. Me enseñó que la naturalidad es el mejor rompe muros cuando tras años de escondernos del mundo, de no mostrar nuestro verdadero yo, ya no sabemos atravesarlos si las personas merecen la pena. Lo positivo es que siempre hay alguna persona que merece la pena y que, con una naturalidad aplastante, nos coge de la mano para sentarnos, martini en ristre, y comenzar ella la entrevista. Creo que esa es la mejor manera de enfrentarse con desconocidos que no lo son tanto, porque son personas que han dedicado su tiempo y su esfuerzo para estar contigo, en persona, a travéz de la lectura de tu novela, a través de comentarios en tu web o en las redes sociales. Y el tiempo es muy valioso en una existencia de la que todos sabemos que no saldremos vivos. Desde ese punto de vista hay que darles todo, todo lo mejor que tengamos.

chicas con abanico de Lolita Pasión

APOYO INCONDICIONAL DE LOS QUE TE QUIEREN. ¿Qué sería de los escritores, seres extraños, taciturnos, sensibles, extravagantes, intensos y temperamentales sin aquellos que, a pesar de todas estas cualidades o defectos, según se mire, aún conociéndonos, nos quieren y nos apoyan? Cuando estuve en la Feria del Libro de Madrid todo me superaba, sufrí ese famoso bloqueo que me deja muy por debajo de los cero grados y fue gracias a mi familia y a amigas que viajaron hasta Madrid conmigo; como Ruth Sánchez Risco, Nieves Nazaret Pérez y Nayra Ortega, que además es la actriz del book-trailer, como de pronto el bloqueo desapareció y regresé a mi cuerpo y sonreí porque el camino de Lolita Pasión había comenzado. Pero la Odisea comenzó mucho mucho antes, gracias a la escritoria Belén García Calvo, a la que adoro; a Mercurio Editorial, que siempre sabe darme la atención y las palabras de apoyo que necesito para seguir luchando; a Manu Herrera, que diseñó la ilustración como si realmente hubiera conocido a Lolita Pasión; a Anu Jato ilustradora que no dudó ni un momento en llenar de pasión un rodaje en el que se volcarón los directores Juan Pa, Álvaro Carrero y Zacarías de la Rosa, y a tantos compañeros y amigos de viaje que sabían que Lolita existía y que, entre todos, la encontraríamos.

Así que las historias se escriben solas, para algunos, ¿quién sabe? Pero las historias no son nada si nadie cree en ellas, si no son leídas. De modo que desde aquí animo a todos los escritores a salir al sol, a mostrarse tal y como son porque, si no es la primera, será la segunda, y si no es la segunda habrán crecido tanto como personas escribiendo que tendrán amigos de verdad, de esos que no les dejarán, jamás, darse por vencidos.

Compartir mola! :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.