Taller Juvenil de Investigación Histórica para Literatura

Literatura histórica: taller juvenil para escribir

La curiosidad es la mejor arma para el aprendizaje y cuando escribes literatura histórica te llenas de ella, te pica, te motiva; porque el relato te pide saber más. Te preguntas si el protagonista del siglo XIX va a caballo o en carro, si utiliza espada y cómo es, si es soldado a qué regimiento pertenece y en qué batallas lucharía…Por eso vas a los libros, por eso aprendes historia sin darte cuenta. De ahí que este sea un recurso impresionante para enseñar a los jóvenes; porque no están estudiando, están creando y a la hora de crear pueden hacer lo que les da la gana. Esto, siempre y cuando lo que cuentan sea coherente con la historia del periodo en el que han decidido que suceden los hechos.

Jóvenes en el Taller de Investigación Histórica para Literatura

Escribir relatos de literatura histórica

El Taller Juvenil de Investigación Histórica para Literatura, que acabo de impartir en la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma con alumnos de 4º de la ESO del Colegio Santo Domingo de Guzmán. La Palmita, me ha demostrado una vez más que si se les deja soñar, los estudiantes siempre te sorprenden. Y es que al final hemos sido conquistadores, piratas, soldados de la Guerra Civil española, emigrantes…Al principio tenían los ojos atentos, folios en blanco y ninguna experiencia escribiendo cuentos. En medio comenzó a despertarse en ellos el gusanillo creativo y me hacían preguntas de fechas, de nombres; esas que solo se te ocurren cuando te estás metiendo dentro de lo que escribes. Porque acabaron con libros abiertos encima de las mesas, bolígrafos en mano y miradas perdidas, llenas de sueños. Escucharlos y orientarlos para que escribieran relatos de literatura histórica me ha dejado mucho más que sonriente, me he quedado boquiabierta y feliz.

Jóvenes en el Taller de Investigación Histórica para Literatura

La curiosidad por la historia de la familia

Según mi experiencia al escribir mi novela histórica Lolita Pasión (Mercurio Editorial), la realidad es un mosaico en el que bien puede suceder cualquier cosa. Empiezas no sé de qué manera; en mi caso, y esto fue lo que les conté a los jóvenes del colegio Santo Domingo de Guzmán. La Palmita, las historias que me había contado mi abuela que había vivido su padre en Cuba me llevaron a investigar más sobre ese periodo histórico. Según mis cálculos, mi tatarabuelo vivió en la isla caribeña hacia la Guerra de Independencia de 1898, algo que me llevó a comparar lo que ella me contaba con lo que leía en los libros. No sé si estudié la carrera de Historia por este motivo, pero sí sé que escogerla tuvo mucho que ver con el hecho de que yo quería ser escritora. Nadie te dice cómo se hace un escritor, porque sin duda se nace con esa vocación, pero el camino para llegar a dedicarse a eso profesionalmente está plagado de incertidumbres y más incertidumbres. Pero siempre puedes soñar, y eso es lo que haces mientras estudias, mientras consigues otros trabajos, mientras vives.

Taller Juvenil de Investigación Histórica para Literatura

De las historias que conoces a la historia de los libros

Esa vida es lo que te permite atesorar emociones y experiencias, preguntas al fin, con respuesta o sin ellas, que llenarán páginas y páginas. Escribir literatura histórica fue para mí natural gracias a estas historias que me contaba mi abuela. De hecho, la tradición oral nutre gran parte de la investigación histórica. Muchas veces, los nombres de los lugares y las preguntas a los ancianos de la zona nos pueden desvelar el origen de un territorio. Luego los contrastaremos con documentos escritos de los archivos y toda clase de publicaciones en las que podamos averiguar algo más. Así se comienzan los estudios sobre un periodo concreto, la investigación histórica es un trabajo que puede llevar años y que ha de hacerse minuciosamente, científicamente diría yo. La investigación histórica para literatura es diferente, aunque en su origen acude igualmente a las fuentes y también puede y debe durar años. Sin embargo, tiene un elemento diferente: la imaginación. En la literatura histórica somos coherentes con la historia, pues contextualizamos el relato, pero lo que contamos no sucedió realmente, no se puede documentar. Con este margen muy ancho y con el “puedes contar lo que te da la gana siempre que suceda con las verdades del período histórico que elijas” comenzamos a soñar con historias en el taller que impartí en la Real Sociedad Cosmológica.

Cartel_TallerJuvenilInvestigacionHistoricaparaLiteratura

La historia del lugar en el que naciste

Al tener lugar el taller en la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma, una biblioteca que tiene por principal objetivo la protección y promoción del patrimonio de la isla canaria de La Palma, decidimos orientar a los jóvenes del taller en la narración de un relato que tuviera lugar en nuestra tierra. Por ello, hicimos una selección de los fondos de la institución y de su hemeroteca, que pusimos al alcance de los estudiantes durante toda la actividad. De hecho, este taller posee una segunda parte en la que se califica los trabajos para la evaluación escolar, ya que disponen de un mes para investigar estos documentos en más profundidad. Así, el relato que comenzamos juntos estará mejor adecuado al contexto histórico que cada uno eligió. Enseñar historia a los jóvenes es más fácil si se les ofrecen herramientas para comprender que esta no le es ajena, ayudándoles a encontrar dentro de la documentación histórica sucesos que abran puertas a la imaginación y a la literatura. Por eso acabaron consultando libros de la piratería en Canarias, por eso y porque en Santa Cruz de La Palma hay una réplica a tamaño natural de una de las tres carabelas con las que Cristóbal Colón viajó a América, La Santa María. Ellos la ven a diario al cruzar la ciudad, al igual que otras construcciones que hay en la isla. Igualmente, en agosto de celebra el Día del Corsario y en febrero Los Indianos, ambos con base histórica real y en los que participan todos los habitantes disfrazándose. Que surjan relatos de literatura histórica con este contexto es solo cuestión de tocar las teclas adecuadas y de dar tiempo para que estas se cocinen. Sin duda la mejor tecla es la curiosidad, que surge tras fomentar la complicidad con el grupo.

Jóvenes en el Taller de Investigación Histórica para Literatura

La historia en el cine, en los videojuegos, en la literatura

Se nos olvida que la historia está mucho más cerca de lo que nos imaginamos. No solo en los edificios y en las fiestas populares o patronales de los lugares en los que vivimos, sino también las películas, en las series de televisión, y hasta en los videojuegos. Según mi experiencia como guionista de cine, detrás de todas las producciones de filmes históricos está la figura del asesor histórico. Él es quien orienta en el vestuario, los decorados e incluso en los textos con lo que realmente puede ir o no en los filmes para que lo que se cuenta sea verosímil. Nunca veremos un móvil en películas de la Segunda Guerra Mundial, y los aparatos de comunicación que utilizan los protagonistas, así como las pistolas, por ejemplo, deben ser los de la época; y eso hay que investigarlo. De que sea coherente o no puede depender el éxito de la producción, porque el ojo humano, aún sin saber exactamente lo que sucede, se cree menos lo que no está documentado, sobre todo si se presenta como una película de la Segunda Guerra Mundial y los soldados llevan uniformes actuales.

Taller Juvenil de Investigación Histórica para Literatura

La curiosidad y la complicidad para escribir

Ahí radica el reto y la emoción de escribir literatura histórica o cine histórico. Al impartir un taller, la magia está en que una vez que los jóvenes se ponen a escribir solo hay que dejarles libertad y darles indicaciones sobre la construcción de un relato literario; porque la propia historia les hará levantarse y consultar. No hay nada más emocionante que verlos viajar en el tiempo hasta otra época con sus preguntas; por lo menos para los amantes de la historia. Con esta actividad ha surgido la curiosidad, veremos qué hacen con ella en lo que escriban.

Compartir mola! :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.